Primera línea a la costa vasca

Primera línea a la costa vasca

“Espacio abierto”, es como se puede definir este apartamento de tan sólo 60 metros cuadrados. Los propietarios nos plantearon el objetivo de que pudiera verse el azul del mar desde todas las partes de la casa.

Disponemos de 15 metros de fachadas acrisoladas con vistas totales al mar cantábrico. De todas las estancias se ve el mar, incluso del baño que los recibe a través de la habitación por una vidriera horizontal estratégicamente colocada.

En cuanto a la decoración, el blanco predomina sobre todo, tanto en materiales como en mobiliario. Las pinceladas de color las conseguimos con pequeños matices en sillas, tapicerías, cuadros, etc.